¿Qué logramos?
  • Supervivencia libre de cáncer
  • Menor perdida sanguínea durante la cirugía
  • Menor tasa de complicaciones en la cirugía
  • Menor estancia hospitalaria
  • Retorno a actividades normales más rápido
  • Mayor continencia urinaria
  • Preservación e incluso recuperación de la vida sexual
.
.
.
.
.
.