Varicocele

¿Qué es el varicocele?

Un cálculo es una masa sólida y dura que se puede formar en varios órganos como la vesícula biliar, la vejiga y los riñones.

 

Los varicoceles son comunes en niños prepúberes y adolescentes. Son poco frecuentes en niños menores de 10 años y rara vez se desarrollan después de la adolescencia. La mayoría de los varicoceles se encuentran solo en el lado izquierdo debido a la forma en que la sangre sale del testículo izquierdo. En algunos casos también pueden en el derecho o en ambos testículos.

Los varicoceles generalmente no son dolorosos y no necesitan tratamiento. Sin embargo, se puede recomendar un tratamiento si un varicocele:

Es doloroso.
Hace que un testículo se subdesarrolle o encoja (hipotrofia testicular). Afecta potencialmente la capacidad de tener hijos (fertilidad).

En algunos casos, los varicoceles pueden afectar la fertilidad al reducir el flujo sanguíneo y elevar la temperatura de los testículos. Esto puede hacer que los testículos produzcan menos espermatozoides y los espermatozoides que se producen podrían no ser saludables.

Síntomas y diagnóstico

Los varicoceles generalmente no presentan síntomas, pero cuando se presentan, se pueden caracterizar por lo siguiente:

  • Molestias desde agudas a sordas en el escroto.
  • Aumentan con el esfuerzo físico o de pie.
  • Empeoran con el transcurso del día.
  • Siente alivio cuando se acuesta.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Por lo general, diagnosticar un varicocele es relativamente sencillo. El examen médico es fundamental para descartar o confirmar un varicocele, se deben examinar cuidadosamente sus genitales externos. Una colección de venas hinchadas y enredadas en el escroto que se puede sentir más en la postura erguida o durante el esfuerzo, sugiere un varicocele. Las venas

hinchadas pueden sentirse como una “bolsa de gusanos”. Se deben examinar ambos testículos para comparar su tamaño. El testículo afectado por varicocele suele ser más pequeño.

El flujo de sangre hacia atrás en las venas testiculares inflamadas generalmente se confirma mediante una ecografía del escroto. Un varicocele solo del lado derecho es poco común. En casos extremadamente raros, puede ser causado por un tumor y se debe realizar una ecografía para descartarlo.

La cirugía es la única forma de tratar los varicoceles, la cual se recomienda si:

  • El testículo afectado es pequeño.
  • La fertilidad está o podría verse afectada.
  • El varicocele está presente en ambos testículos.
  • El esperma no está sano (en adolescentes mayores).
  • Hay dolor, hinchazón marcada o malestar físico.
  • Cirugía
  • El procedimiento quirúrgico consiste en cortar las venas agrandadas que drenan sangre del testículo y redirige el flujo sanguíneo a las venas sanas.

¿Cuáles son las complicaciones más comunes después de la cirugía?

  • Acumulación de líquido en el escroto alrededor del testículo (formación de hidrocele).
  • Contracción del testículo (hipotrofia testicular).
  • Función reducida del testículo.

Después de cirugía:

Es posible que pueda volver a sus actividades normales y no extenuantes después de 2 días. Siempre que no se sienta incómodo, pueden volver a actividades más extenuantes, como hacer ejercicio, después de 2 a 4 semanas.

El dolor de esta cirugía suele ser leve, pero puede continuar durante varios días o semanas. Se le pueden recetar analgésicos durante un tiempo limitado después de la cirugía. Usar calzoncillos o un suspensorio también puede ayudar al aliviar la presión en los testículos.

Pasarán varios meses después de la cirugía antes de que se puedan ver mejoras en la calidad del esperma con un análisis de semen. Esto se debe a que se necesitan aproximadamente 3 meses para que se desarrollen nuevos espermatozoides.

×