Vasectomía

¿Qué es la reversión de una vasectomía?

La reversión de la vasectomía es un procedimiento para hombres que se han sometido a una vasectomía y luego deciden que quieren tener un hijo.

 

Los conductos deferentes se pueden reconectar quirúrgicamente, proporcionando una vía para que los espermatozoides ingresen al semen. La mayoría de las veces, se vuelven a unir los extremos cortados del conducto deferente. En algunos casos, los extremos de los conductos deferentes se unen al epidídimo. Estas cirugías se pueden realizar bajo un microscopio especial (“microcirugía”). Cuando se unen los tubos, los espermatozoides pueden fluir nuevamente a través de la uretra.

Los espermatozoides regresan al semen más rápido y las tasas de embarazo son más altas cuando la reversión se realiza más pronto después de la vasectomía.

 

¿Cómo se revierte una vasectomía?

Las reversiones se realizan en un hospital. El uso de microcirugía es la mejor manera de realizar con éxito esta cirugía. Un microscopio de alta potencia que se utiliza durante la cirugía amplía los tubos pequeños de 5 a 25 veces su tamaño. Su urólogo puede usar puntos de sutura tan delgados (o más delgados) que un cabello para unir los extremos del conducto deferente.
Una vez que esté dormido, su urólogo le hará un pequeño corte a cada lado del escroto y recortará los extremos con cicatrices del conducto deferente donde fueron cerrados por la vasectomía. Luego se toma líquido del extremo más cercano al testículo y se examina bajo otro microscopio para ver si contiene esperma.

En este momento, existen dos tipos de procedimientos de reversión:

La vasovasostomía es cuando los extremos del conducto deferente se vuelven a conectar directamente. Cuando se utiliza la microcirugía, la vasovasostomía funciona en aproximadamente 95 de cada 100 hombres.

La vasoepididimostomía es más compleja que la vasovasostomía. Esto se hace cuando otra porción de sus conductos deferentes o tejido testicular está bloqueada. Su urólogo rodeará el bloqueo y unirá el extremo superior del conducto deferente al epidídimo, una glándula en espiral que conecta el testículo con el conducto deferente. Esto tiene el mismo

propósito como la vasovasostomía y funciona en aproximadamente 70 de cada 100 hombres.

Es posible que desee congelar su esperma en el momento de la reversión en caso de que la microcirugía no sea tan efectiva como se planeó.

¿Qué debe esperar después de la cirugía?

La curación debería ser bastante rápida y sencilla. El dolor después de la cirugía se controla con mayor frecuencia con analgésicos.
La mayoría de los hombres pueden volver a su rutina normal y al trabajo ligero en una semana. Los hombres a menudo pueden reanudar las actividades duras y tener relaciones sexuales tan pronto como 2 a 3 semanas después de la cirugía.

Su pareja puede tardar entre cuatro meses y un año en quedar embarazada después de la reversión de la vasectomía. Algunas mujeres quedan embarazadas en los primeros meses, mientras que otras tardan más. Las tasas de embarazo pueden depender de la cantidad de tiempo entre la vasectomía y la reversión, ya que este intervalo de tiempo determina qué tipo de reversión se realiza.

Aparte del embarazo, la prueba del recuento de espermatozoides es la única forma de saber si la cirugía funcionó. Su urólogo puede analizar su semen cada 2 a 3 meses hasta que su recuento de espermatozoides se mantenga estable o su pareja quede embarazada. Los espermatozoides suelen aparecer en el semen unos meses después de una vasovasostomía. Puede tardar de 3 a 15 meses después de una vasoepididimostomía.

×